03/10/2017 Fuente: Bloomberg

¿Podría subir el tipo de tu hipoteca?

Todos nos hacemos la misma pregunta ¿Seré yo al que suban el precio mensual de la hipoteca? En este sentido no debes preocuparte,  como se suele decir, cuando las barbas de tu vecino veas cortar… a ti solo no te va a ocurrir, ya que si sucede será a todos a la vez.

En nuestro país se han utilizado comúnmente hipotecas a tipo variable, es decir aquellas que de una u otra forma están indexadas a los tipos de interés de plazos relativamente cortos. Tú pagas más cuando estos tipos suben y menos cuando bajan. Con lo complicados que son los mercados… ¿Significa eso que no hay forma de saber si tendremos que pagar más cada mes por este concepto? ¡Absolutamente no! Los tipos de interés vienen determinados esencialmente por las decisiones de política monetaria de la autoridad competente, en nuestro caso del BCE (Banco Central Europeo). Cuando el BCE quiere controlar los precios, pues su mandato es la inflación, lo hace a través de los tipos de interés. Los sube cuando quiere frenar la inflación porque está por encima de su objetivo y los baja cuando quiere reactivar la inflación porque sabe que actuando de este modo impacta sobre la actividad que es lo que al fin y al cabo mueve los precios de bienes y servicios (representados en la inflación).

Solo tú puedes acabar con esta desinformación, de manera que si has de ponerte manos a la obra empieza por conocer la tasa de inflación de Europa (1.5% interanual en septiembre) y de España (1.8% interanual). A partir de ahí observa de vez en cuando los mensajes de la autoridad monetaria, es decir, el tono con el que se comunica y sus objetivos de inflación a medio y largo plazo (en torno al 2%). Finalmente hazte la siguiente pregunta, ¿Es el BCE un lobo solitario que actúa fuera de la influencia del resto de las autoridades monetarias del mundo? ¡No de nuevo! Las corrientes monetarias son globales y normalmente más tarde o más temprano si las condiciones lo permiten la mayoría de los Bancos Centrales terminan alineándose en la misma dirección.

Después de la gran crisis, que motivó la aplicación de políticas monetarias en la que los tipos eran cero o casi cero, empiezan a vislumbrarse movimientos en dirección a las subidas de tipos por varios Bancos Centrales del globo. El siguiente gráfico lo muestra de forma sencilla. Mientras que hace unos años el verde (que representa los países en los que las autoridades monetarias están en modo bajar tipos y por tanto alentar la actividad y los precios) predominaba, ahora hay un cúmulo de “halcones” (en rojo) dispuestos a subir los tipos de interés. Es de esperar que esta corriente se acentúe, y con ello en algún momento quizá a partir del final de 2018 o principios de 2019 el BCE se una a ella iniciando el arduo camino de las subidas de los tipos de interés. Actúa con antelación y prepárate.