24/11/2017

¿Sabías que… puedes seguir trabajando y cobrar la pensión de jubilación?

Aunque se tiende a pensar que percibir una pensión de jubilación es incompatible con el desempeño de un trabajo, existen algunos supuestos que permiten su compatibilidad.

Es posible percibir una pensión por jubilación y desarrollar un trabajo por cuenta propia, siempre que los ingresos no superen el salario mínimo interprofesional (9906€ anuales). Quienes desarrollen esta actividad no están obligados a cotizar por las prestaciones de la Seguridad Social.

Otra posibilidad es la llamada “jubilación parcial” que permite compatibilizar el percibo de la pensión con un trabajo a tiempo parcial. En esta situación la cuantía de la pensión se minora en proporción inversa a la reducción de la la jornada de trabajo del pensionista.

Cabe la posibilidad de que una persona ya jubilada se reincorpore al mercado laboral. Se trataría de la llamada “jubilación flexible” que permite compatibilizar el percibo de la pensión ya "causada" con un trabajo a tiempo parcial. Como en el caso anterior, también la pensión se minora en proporción inversa a la reducción aplicable a la jornada de trabajo.

Ya por último puede darse el caso de que una persona, cumplidos todos los requisitos para acceder a la jubilación y unas cotizaciones acumuladas que alcancen el cien por cien de la base reguladora,  decida continuar con su actividad laboral. En este supuesto, llamado “jubilación activa”, la persona puede compatibilizar el trabajo  con el cobro de una pensión de  jubilación  equivalente al 50% del importe que le correspondería.