11/12/2019

El Banco de España pide al sector financiero potenciar el ahorro para la jubilación

El Banco de España pide al sector financiero que potencie el ahorro para la jubilación ya que el sector tiene una "responsabilidad". Es lo que ha manifestado Óscar Arce, director general de Economía y Estadística del Banco de España, durante su intervención en una reciente jornada sobre planes de pensiones en España.

Considera que las circunstancias son óptimas para que el sector financiero desarrolle productos financieros responsables y competitivos. Estos productos deben comercializarse  adecuadamente respetando los conocimientos de los clientes, y ser atractivos para los hogares. El objetivo es transformar el ahorro en vivienda en activos más líquidos que permitan sufragar los gastos cotidianos.

El Banco de España ha reconocido que el grado de "generosidad" y suficiencia del sistema público de pensiones debe fijarse en el ámbito político. En cualquier caso hay que disponer de un mecanismo de financiación automática que garantice que el sistema de pensiones esté debidamente financiado.

Seguro te interesa: "Banco de España: el futuro de las pensiones"

En cuanto a la necesidad de ligar la edad de jubilación a la esperanza de vida, Arce ha sostenido que es sensato, a pesar de que es doloroso y no gusta escucharlo. En su opinión tiene sentido trabajar algo más cuando estamos viviendo más.

Tenemos un sistema de pensiones que fue diseñado cuando la esperanza media tras la jubilación era de una década. Actualmente es de dos de´cadas y va a seguir aumentando. El 50% de los españoles que nazcan a partir de ahora tendrán una esperanza de vida media de 105 años. Con un aumento de dos meses y medio por cada año, cifras que pueden hacer insostenible el sistema de pensiones público tal y como está actualmente diseñado.

Ante este reto, Arce entiende que el alargamiento de la edad de jubilación debe ir en consonancia con la mayor esperanza de vida. Algo que se ha hecho ya en otros países de nuestro entorno, pero que en España está pendiente desde hace varias legislaturas, un vacío que se ha acentuado con la interinidad de los últimos gobiernos.