31/01/2020

Resultados 2019: consistencia y gestión del riesgo como señas de identidad

Las rentabilidades de 2019 han sido excepcionales, adelantando posiblemente rentabilidades futuras. El año comenzó con unas perspectivas de crecimiento menores después de la corrección del mercado en diciembre de 2018. Sin embargo, gracias a las políticas de los Bancos Centrales hemos visto durante 2019 retornos que no esperábamos.

Como gestora independiente cuyo único negocio es la gestión de inversiones, el objetivo de Fonditel es satisfacer las necesidades de sus partícipes, adecuándose a su perfil de riesgo y asumiendo que ninguna decisión, ya sea por acción u omisión, debe de comprometer los objetivos perseguidos. Gestionar la rentabilidad ajustada a riesgo sigue siendo una de nuestras señas de identidad para proporcionar esa consistencia en los resultados.

Los resultados en nuestros productos de ahorro e inversión a cierre de 2019 han sido realmente buenos. Cabe recordar que es el mismo equipo gestor, con igual filosofía quien gestiona tanto planes de pensiones como fondos de inversión: obtener rentabilidades consistentes en diferentes plazos y para todos los perfiles.

 

Planes de pensiones

En cada uno de los planes de pensiones, la relación entre el riesgo asumido (volatilidad) y la rentabilidad obtenida es muy eficiente. A cierre de 2019, destaca por encima del resto, el Plan de Pensiones Individual Fonditel Red Activa con una rentabilidad anual del 21,61%. También destacable el rendimiento del Plan Individual Fonditel con una rentabilidad anual del 11,59% y, para aquellos que prefieren asumir poco riesgo, bien por su perfil ahorrador o bien porque se acerca el momento de jubilarse, el Plan de Pensiones Individual Fonditel Red Básica cierra el año con una rentabilidad anual de 4,36%.

Contrariamente a los que buscan resultados a corto plazo, nuestro mayor reto es la consistencia en los resultados: lograr resultados estables en el tiempo y de manera recurrente. Claro ejemplo de ello es la rentabilidad histórica anualizada del Plan Individual Fonditel: 9,49% (TAE). El resto de los planes de pensiones (recordemos que se trata de ahorro a largo plazo) también se caracterizan por esta consistencia en el tiempo.

 

Fondos de inversión

Desarrollamos una gestión activa razonable pero también razonada, contrastando opiniones, realizando estudios, evaluando los riesgos y, finalmente, implementando las acciones correspondientes. Para los resultados de nuestros fondos de inversión, 2019 también ha sido un año realmente bueno.

Tanto nuestro fondo de renta variable española, Fonditel Lince (13,75%), como nuestro fondo mixto Fonditel Albatros (5,78%), han acabado el año en el primer percentil. También destable el cierre de año de Fonditel RF Mixta Internacional con un 4,36% de rentabilidad en su clase A. Para aquellos que su principal prioridad es preservar su capital, Fonditel Smart Beta ha sido su refugio  (0,05% de rentabilidad anual).

Además, estas rentabilidades en fondos de inversión de Fonditel, se corresponden a las clases A, pero aquellos que tienen su plan de pensiones de empleo con Fonditel, pueden acceder a clases más baratas que, al tener menores comisiones, su rentabilidad es superior.

Los planes de pensiones y los fondos de inversión son dos productos financieros que nos ayudan, además de a ahorrar, a mejorar la rentabilidad financiero-fiscal. Frecuentemente, a la hora nuestro vehículo de ahorro, nos fijamos en las rentabilidades y no en los niveles de riesgo correspondientes que se miden a través de la volatilidad. Sin embargo, es la volatilidad la que nos indica si esos resultados se han conseguido con grandes fluctuaciones o de forma más o menos constante.

En Fonditel consideramos que la prudencia debe ser un valor en alza a la hora de gestionar el ahorro de nuestros clientes, aunque en momentos puntuales pueda suponer renunciar a algo de rentabilidad, estamos seguros de que a la larga compensará. Para este año que acabamos de empezar, los inversores se encuentran un panorama mejor que el que nos encontrábamos hace un año. Sin embargo, la incertidumbre no va a desaparecer de los mercados, por lo que quizá es momento de analizar bien nuestra sensibilidad al riesgo y revisar que las posiciones asumidas se corresponden con nuestro nivel de tolerancia.

<