14/01/2021

Llega la jubilación. ¿Qué hacer y cómo planificar?

Llegar a ese momento de jubilarnos. Un instante ansiado por muchos. Un momento donde poder volver a disfrutar de nuestra familia, ocio y hobbies. Con la fortuna de que, con el incremento gradual de la esperanza de vida, podemos disfrutar (de media) de esta etapa más de veinte años.

Se tiende a pensar que el espacio temporal de ahorro es la fecha de jubilación. Sin embargo, no se debería ver el fin de la inversión en la fecha de jubilación, sino en el tiempo que nos queda por vivir, en la esperanza de vida: vivir más significa planificar para más tiempo.

Debemos tener en cuenta que, al aumentar la esperanza de vida, tenemos que distribuir/repartir nuestro ahorro durante un período más largo. Además, es en los últimos años de vida cuando, debido al deterioro físico, precisamos disponer de un mayor ahorro para cubrir gastos como medicinas, asistencia, rehabilitación… Por ello, aun jubilados debemos seguir pensando en nuestra capacidad de ahorro, nuestro perfil de riesgo y cuál es la mejor forma para que seamos nosotros los que dejamos de trabajar y no nuestro ahorro, el cual debe seguir trabajando con el objetivo de generarnos rentabilidad.

La solución más coherente, es hacer una división entre mis necesidades a corto plazo y a largo plazo. Es decir, planificar para poder diversificar mi ahorro y que cubra así todas mis necesidades. De esta manera, poder asumir más riesgo para aquello que sea a medio o largo plazo y obtener algo de liquidez para lo que necesite de forma inmediata. Lo que es siempre necesario es: una buena planificación y que el inversor sea consciente del nivel de riesgo que asume.

<