03/11/2017

¿Sabías que… las pensiones se revalorizan de forma diferente desde 2014?

Hasta la reforma introducida en 2013,  las pensiones básicamente se actualizaban en función del IPC.  Desde el 1 de enero de 2014 se ha comenzado a aplicar un nuevo Índice que ya no tiene en cuenta la evolución de la inflación.

El nuevo Índice de Revalorización de las Pensiones (IRP) está diseñado para garantizar el equilibrio entre ingresos y gastos de la Seguridad Social, proporcionando estabilidad a largo plazo al sistema. Tiene en cuenta tres factores: los ingresos de la Seguridad Social, el importe de la pensión media y el número de pensionistas. En función  de la evolución de estos parámetros, aún en escenarios negativos, el IRP garantiza a las pensiones una subida mínima del 0,25% anual.

Por el contrario en momentos de bonanza, si el número de pensionistas va siendo inferior de un año a otro y las cuentas de la Seguridad Social presentan superávit, se establece un techo de subida, de tal modo que las pensiones no se revalorizan nunca por encima del dato de IPC más un 0,5% adicional.

Desde la entrada en vigor de este nuevo sistema, las pensiones sólo se han revalorizado un 0,25% anualmente.

Dada la esperada evolución de los ingresos y gastos de la Seguridad Social y del número de futuros pensionistas, en los próximos años, no se estima  que las futuras revalorizaciones vayan a distar mucho de ese 0,25%. Si la evolución de la inflación es superior a ese 0,25%, se asistirá a una pérdida del poder adquisitivo de los pensionistas.

Por ello, viene cobrando cada vez más fuerza el aconsejar complementar las pensiones públicas mediante planes de pensiones individuales, para no asistir a ese teórico “empobrecimiento” de cara a la jubilación.