21/06/2018

¿Jugarías al Monopoly con tus ahorros?

Para que nuestras inversiones estén dentro de los baremos que consideramos, debe haber una buena planificación del ahorro. Para ello necesitamos conocer bien el horizonte temporal de la inversión, nuestro perfil de riesgo, es decir, la aversión o no al riesgo que queremos asumir, y debemos tener en cuenta también la liquidez del producto en el que invertimos y las posibles necesidades que podemos tener en ese horizonte temporal. En este proceso, ayuda mucho determinar la finalidad del ahorro, ya que nos facilitará parametrizarlo, y nos ayudará a ser constantes. 

En ocasiones, invertimos en un producto que en determinadas circunstancias de mercado tiene un comportamiento peor de lo esperado, no estamos tranquilos y podemos tomar una decisión de venta no planificada adecuadamente. El nivel de riesgo a asumir va en función de la finalidad de nuestro ahorro, depende más del proyecto para el que se ahorra (y sus características), que de mi propia edad.

El problema de la liquidez o iliquidez, llega especialmente cuando se tienen inversiones que parecen líquidas pero no lo son, y que además, su prima de iliquidez o no existe o es muy pequeña para el riesgo (iliquidez) que se asume. Sin embargo, algunos activos ilíquidos sí que incorporan una prima suficientemente atractiva en rentabilidad como para decidir comprarlos. Esos activos pueden incorporarse dentro de una proporcionalidad acorde a la liquidez que queremos que tengan nuestras inversiones, y manejarlos y gestionarlos como cualquier otra inversión.

En Fonditel somos conscientes del esfuerzo que supone ahorrar, por ello, nuestra gestión es patrimonialista, con un trato cercano con el cliente. No somos gestores de Monopoly. Fernando Aguado, nuestro director de inversiones, defendía esta postura el pasado jueves en Capital Radio: “Los gestores de Monopoly tienen menos sensibilidad al riesgo”. Lo más importante es que detrás del dinero hay personas, hay un esfuerzo y hay un ahorro que cuidar.

Nuestra mayor seña de identidad es el alineamiento completo con los intereses de nuestros clientes. Al ser una gestora  independiente, ya que no pertenecemos a ninguna entidad financiera, no tenemos otros intereses. Solo nos dedicamos a esto, a gestionar los ahorros de nuestros clientes, buscando el mejor binomio rentabilidad riesgo.

Nuestra filosofía contempla una gestión activa y eficiente de las carteras, con un gran foco en la distribución de activos, en la diversificación y en el control de costes, algo que consideramos primordial.

La innovación es otra de nuestras señas de identidad, va en nuestro ADN. Nuestra forma de trabajar, la estructura de nuestro negocio, y las personas que lo integran están alineadas en este sentido. Innovar pasa por pensar que las cosas no hay por qué hacerlas siempre igual, por analizar las mejores prácticas, estudiar su sentido e idoneidad para nuestros clientes, e implementar aquellas contrastadas: “Hay muchas formas de innovar, no siempre son necesarios grandes cambios, una de esas cosas sencillas pasa por ejemplo por tener siempre en cuenta el riesgo como parte de la rentabilidad”, afirma Fernando Aguado.

La responsabilidad es otro eje de nuestra actuación: nuestra responsabilidad para con nuestros clientes, con el mercado y con la sociedad.

 

Escucha o descarga el programa completo de Capital Radio: