13/10/2020

Covid-19 como acelerador de la inversión ASG

La sensibilidad social generada hacia factores sostenibles ha crecido exponencialmente en todos los niveles ASG durante la pandemia. Ha habido un crecimiento de demanda de factores sociales. A lo que se le une una realidad y evidencia cada vez más clara: las empresas más sostenibles consiguen un mejor rendimiento en los mercados financieros que otras de su mismo sector.

Además, el plan Green Deal de la Comisión Europea, de los 750mil millones de ayudas para la reconstrucción europea, destina un 35% a proyectos verdes que ampliarán todo lo que engloba la A y un 20% irá destinado a proyectos de digitalización que favorecerá el desarrollo de la S. Ello supone que más de la mitad irá destinado a reforzar los valores ASG.

A parte, la normativa sigue avanzando. Es importante destacar la directiva IORP II, con la cual en los planes de pensiones de empleo cambiará la comunicación y divulgación, introduciendo todos los factores ASG que se tienen en su gestión.

La conclusión podría ser:

La sensibilidad ha crecido, la regulación empuja  y desde Europa se apuesta por un reconstrucción justa e inclusiva”.

 

¿Qué estamos haciendo en Fonditel?

Por la naturaleza de nuestros colectivos, en Fonditel, siempre hemos estado interesados e involucrados en la inversión sostenible. Sin embargo, es a partir del año 2017 cuando incluimos ya los criterios ASG en nuestros objetivos y plan estratégico.

Desde entonces, se han incorporado consultores y auditores, se ha reforzado la comunicación y añadido talento, buscando tener las “best practices” del sector. Para ello nos hemos basado mucho en las “best practices” de los países nórdicos donde los sistemas de pensiones están más desarrollados y especialmente en lo que a factores ASG se refiere.

La pandemia no ha cambiado nuestra hoja de ruta prevista, más bien ha confirmado y acelerado todas las tendencias que habíamos observado que estaban cogiendo tracción en términos de sostenibilidad.

Seguimos las seis directrices que marca la ONU (PRI). Con ello conseguimos por un lado la inclusión de los factores ASG en la gestión, su reporte y su divulgación; por otro lado, se busca el ejercicio responsable del voto y promover la transparencia en proveedores y empresas emisoras.

También gestionamos una cartera propia y temática de sostenibilidad, basados en los ODS´s que hemos escogido como relevantes junto a nuestros colectivos.

 

 

Sin embargo, hasta que no estandaricen las mediciones con regulación, solo cabe tomar una dirección. En Fonditel tenemos una máxima: todo aquello que no se puede medir no se puede gestionar. Es decir, la métrica es clave. Por ello, nosotros somos ya capaces de medir los scores de las carteras y además medir la huella de carbono. Para ello utilizamos una herramienta que es un proveedor de datos ASG que junto con nuestros propios desarrollos nos permite realizar un análisis de las métricas en tiempo real  y valorar asimismo las controversias.

En definitiva, creemos que en la gestión de activos al igual que se analizan los datos de rentabilidad y riesgo, se deben analizar también dentro de esa ecuación los datos de sostenibilidad. Es decir, en un modelo de valoración DCF (modelo de descuento de flujos de caja), donde podríamos incluir la sostenibilidad en el numerador, en la medida en que el crecimiento de beneficios “G” se supone más alto y sostenible en el tiempo… o, por el contrario, podríamos incluir la sostenibilidad en el denominador de esta ecuación, en la medida en que mitiga los riesgos de la inversión.

<