19/02/2019 Fuente: Inverco (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones)

Inverco se muestra positivo ante este 2019

Un reciente informe publicado por Inverco (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones) revela que, a finales de 2018, el ahorro financiero estimado de los españoles sería de 2,13 billones de euros. Esto supone una disminución de algo más de 21.400 millones de euros con respecto al año anterior. Podríamos encontrar la explicación de esta reducción en el mal comportamiento de los mercados financieros durante el año, especialmente en el último trimestre. Error muy común dentro de los inversores, que deshacen posiciones en los peores momentos, perdiendo de esa manera las futuras subidas como ha ocurrido en enero de 2019.

De dicho informe, extraemos que gran parte de las operaciones de adquisición de nuevos activos financieros de las familias españolas se dirigió hacia las Instituciones de Inversión Colectiva (IIC), cuyas compras netas acumuladas en el año estarán en torno a los 11.000 millones de euros, compensando parte de las desinversiones registradas en otros activos. El patrimonio estimado de las IIC a nivel mundial se situaría en 40,6 billones de euros y el de los Fondos de Pensiones en 24,5 billones, cifras que supondrían una reducción en 2018 del 1,2% y del 0,4% del patrimonio de las IIC y de los Fondos de Pensiones, respectivamente.

El porcentaje de activos acumulados en Fondos de Pensiones respecto al tamaño de la economía (medido por el PIB) varía sustancialmente entre los distintos países. La razón fundamental de estas diferencias se fundamenta en el desigual volumen de aportaciones a los Fondos de Pensiones en cada país. Mientras que en países como Austria, Bélgica, Alemania, Italia o España, las aportaciones brutas anuales a Fondos de Pensiones no alcanzan el 1% de su PIB, en otros supera ampliamente este umbral  (8,2% en Suiza, 8,0% en Australia,  6% en Islandia y  4% anual en Países Bajos y EE.UU).

Según un estudio de la OCDE, los países con los sistemas de pensiones más desarrollados (Países Bajos, EE.UU., Australia, Canadá, Dinamarca y Suiza) facilitan ventajas fiscales a sus partícipes que varían entre el 20 y el 40% del valor presente de las aportaciones, incluso superando dicho 40% en los dos primeros países. Frente a ellos, los incentivos fiscales al ahorro en Planes de Pensiones en España apenas alcanzan el 16% del valor presente de las aportaciones.

En lo que se refiere a los fondos de inversión en España, y como viene ocurriendo en los últimos años, mantuvieron en 2018 su condición de activo financiero de referencia para los ahorradores españoles, y repitieron flujos positivos por sexto año consecutivo. La renta fija ha continuado reduciendo su peso en la cartera y ya supone menos de la mitad (47,8%). La posición en renta variable ha continuado incrementándose en el periodo y supone ya el 15,6%.

Por su parte, en nuestro país los fondos de pensiones cerraron 2018 con un volumen de activos de 107.033 millones de euros, unos 4.000 millones menos que en 2017. Las aportaciones brutas se situaron en 4.883 millones de euros para el total de Planes. Las prestaciones brutas fueron de 5.086 millones, por lo que las salidas netas en 2018 ascendieron a 202 millones de euros. Los Planes Individuales tuvieron unas aportaciones netas de 585 millones.

De cara a 2019  Inverco estima que las IIC podrían recuperarán la tendencia positiva de rentabilidades de los últimos años, con excepción de 2018, y su patrimonio se podría situar en 2019 en 472.800 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,0% con respecto a 2018. En relación con los Fondos de Pensiones la patronal Inverco estima que el volumen de activos podría aumentar en 2019 en casi 3.000 millones de euros, para cerrar el año en un patrimonio de 110.000 millones de euros.