30/06/2021 Fuente: Observatorio Inverco

Un futuro sostenible en la gestión de activos

El pasado mes de marzo, entraba en vigor el reglamento europeo sobre divulgación de información relativa a la sostenibilidad en el sector de los servicios financieros (SFDR). Tras estos primeros meses, y según la reciente encuesta del Observatorio Inverco, la mayoría de las gestoras se muestran satisfechas y confían en que servirá, entre otros, para promover una adecuada gestión de los riesgos de sostenibilidad.

El sector financiero en general y la industria de la gestión de activos en particular, están cumpliendo un importante papel como catalizadores de la transformación hacia un desarrollo sostenible de la economía. No obstante, el proceso de regulación también debe adaptarse a las circunstancias de esos actores necesarios para lograr el objetivo y que el cambio resulte verdaderamente beneficioso para el inversor y ahorrador final y para el conjunto de la sociedad.

Lo cierto es que uno de los grandes riesgos a los que se enfrenta el sector en esta transición hacia un futuro sostenible, es la revolución normativa que se impone desde el ámbito comunitario.

Todavía existe una gran diferencia entre la visión del institucional y la del inversor minorista. Bien es cierto que, ocho de cada diez entidades confirman que ha mejorado el conocimiento y la valoración del inversor retail sobre los fondos con sesgo ESG.

De cara al futuro, es importante afrontar el reto de la sostenibilidad con un enfoque holístico, puesto que es un ámbito en el que no solo influye en la parte medioambiental, sino también el ámbito social, que aún está pendiente de elaborar su taxonomía, y la parte de la gobernanza, donde las gestoras todavía detectan una necesidad de mayor adaptación de las empresas a esos nuevos principios.

<