01/10/2019 Fuente: Natixis

España mantiene un discreto lugar en el índice mundial de jubilación

España repite posiciones en el Índice Mundial de Jubilación, publicado por Natixis, que mide la capacidad de los países para satisfacer las expectativas, necesidades y calidad económica de la jubilación. Nuestro país, según dicho informe, se sitúa en el puesto 31 de un total de 44, siendo uno de los peores países de la eurozona y situado tan solo por encima de Chipre, Lituania, Letonia y Grecia.

Las primeras posiciones de los países que mejor preparan la jubilación están ocupadas por Islandia, Suiza y Noruega. Este año, Islandia arrebata el primer puesto a Suiza en la clasificación a pesar de registrar un ligero descenso en su puntuación.

Por lo que se refiere a España la peor nota de nuestro país corresponde al llamado “bienestar material” que mediría la renta per cápita, equidad de los ingresos y nivel de desempleo. En la eurozona sólo Grecia se sitúa en una peor posición. Por el contrario nuestro país obtiene un notable tanto en el índice de salud que incluye la esperanza de vida y gasto sanitario, como en el índice global de calidad de vida.

El informe de Natixis de 2019 detalla tres factores de riesgo que podrían tener implicaciones para la seguridad de la jubilación: tipos de interés, demografía y cambio climático.

Unos tipos de interés con niveles bajos como los actuales pueden estimular el endeudamiento, pero también suponen un obstáculo significativo para quienes ahorran para la jubilación y aquellos que buscan generar ingresos.

Por lo que se refiere a la demografía, las poblaciones que envejecen rápidamente representan uno de los mayores riesgos para la planificación de las pensiones, pero la longevidad también representa un riesgo clave para los jubilados.

El cambio climático es un riesgo a largo plazo para la sostenibilidad global si bien supone un riesgo financiero en el presente.

 

Seguro te interesa: 

Análisis de las pensiones en España: llegada a la jubilación