08/10/2020

Merece la pena ahorrar para la jubilación

El ahorro para la jubilación es quizá el más relevante al que nos enfrentamos. Este ahorro, va a dar satisfacción a uno de los periodos de nuestra vida que cada vez, debido al aumento de la esperanza de vida (crece 2,5 meses por año), es más largo y a su vez más prometedor.

Números estudios nos dicen que, por lo general, somos conscientes que cuando nuestra vida laboral finalice nuestros ingresos van a disminuir. De lo que quizás no todos somos tan conscientes es de que, si queremos seguir manteniendo nuestro nivel de vida, deberemos disponer de un complemento a la pensión pública.

 

¿Qué edad es idónea para empezar a ahorrar para la jubilación? ¿Cuánto sería la cantidad ideal?

La verdad que estas dos preguntas se responden de manera muy sencilla: cuanto antes mejor y cuanto más mejor. El ideal de dinero ahorrado para la jubilación podría estar en torno a las cinco anualidades de salario. Con ellas, podríamos complementar la pensión pública durante aproximadamente quince años, cobrándolo en forma de renta que además me permitirá tener una menor factura con Hacienda.

En este punto, cabe entrar a hablar de las ventajas fiscales de ahorrar para la jubilación. El plan de pensiones es un producto muy eficiente para los contribuyentes, ya que las aportaciones realizadas a los mismos permiten el diferimiento fiscal y generan un beneficio directo: desgravan en la renta.

Descubre qué ahorro fiscal obtienes de tus inversiones

Como hemos comentado en más ocasiones, podemos desgravarnos de nuestra factura con Hacienda lo que aportemos a nuestro plan de pensiones (máximo de 8.000€ anuales). Las aportaciones reducen nuestra base imponible del IRPF, consiguiendo un ahorro. Por cada 1.000 euros aportados al plan de pensiones, podremos ahorrar 240 euros en la siguiente declaración de la renta, ya que las aportaciones que realizas al plan de pensiones suponen entorno al 24-30% de gravamen para los sueldos más bajos, porcentaje que puede llegar hasta un 45% para los sueldos más altos (rentas de más de 60.000 euros).

Aprovecha este año y aporta hasta 8.000 euros en planes de pensiones, reduciendo así tu factura con Hacienda

<