14/03/2018

El “auto enrolment” como solución para complementar las pensiones públicas

La presidenta de la Comisión del Pacto de Toledo, Celia Villalobos, opina que "tendríamos que ir a un modelo en el que las empresas deberían poner dinero para garantizar un complemento a la pensión pública de sus empleados". Para ello, ha puesto el ejemplo del Plan de Empleados de Telefónica, gestionado por Fonditel desde hace 25 años: “Telefónica dispone de un fondo al que sus trabajadores aportan el dinero que quieren y la compañía aporta siete veces más para lograr un complemento a su jubilación”.

Antes de asistir en el Congreso a la comparecencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sobre las pensiones, Villalobos ha explicado que, como presidenta de la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo, su obligación y su deseo es conseguir un consenso entre todos los grupos políticos. Además, ha defendido que se avance en un sistema público de pensiones que se garantice en el tiempo, acordado en el Pacto de Toledo, y en el que, como ocurre en el resto de Europa, se establezcan fondos de pensiones en las empresas.

Quizá, un ejemplo a seguir sea el de la República de Irlanda, que planea introducir un sistema de inscripción automática a los planes de empleo o “auto enrolment”, como parte de un conjunto importante de reformas para impulsar el ahorro en pensiones. Según el Ministerio de Empleo de ese país, la afiliación automática a los planes de empleo y los cambios en las pensiones estatales serán los aspectos fundamentales de la reforma.

La hoja de ruta a cinco años para la reforma de las pensiones en este país, abarcaría tanto la pensión estatal como los sistemas de previsión del sector privado y del sector público. Se trataría de crear un sistema contributivo de pensiones más simple y más justo donde el resultado de la pensión de una persona refleje sus contribuciones a la seguridad social y, paralelamente, crear una cultura nueva y necesaria de ahorro para la jubilación.

El “auto enrolment” es un sistema por el cual los empleadores obligatoriamente inscriben a sus trabajadores en un plan de empleo  al que están  obligados a  contribuir tanto el empleador como el trabajador. El trabajador tiene derecho a no participar en el mismo optando por su salida.

El anuncio sigue a meses de debates sobre diversos aspectos de la política de pensiones. Los legisladores han presionado para eliminar la edad obligatoria de jubilación y promulgar medidas para evitar que los empleadores abandonen los sistemas de prestación definida sin fondos suficientes. Tras  varios problemas con los planes de pensiones de prestación definida  con financiación insuficiente, el Gobierno ha estado bajo presión para mejorar la protección de sus partícipes. Más de una cuarta parte (26%) de los esquemas prestación definida irlandeses no cumplían con el estándar de financiación requerido, según un informe del gobierno.

El objetivo de las nuevas medidas es apoyar la sostenibilidad de los planes de pensiones de prestación definida existentes, limitar los cierres y salvaguardar el pago de las prestaciones comprometidas a sus partícipes.