05/03/2018 Fuente: Propia

La importancia del ahorro para la jubilación según Teresa Casla

El pasado lunes 26 de febrero, al igual que hacemos todos los años, realizamos en nuestras oficinas unas jornadas con participes. Principalmente, los temas a tratar se centraron en las pensiones y su futuro, y la evolución de los mercados financieros para poder entender la posición en la que nos encontramos a día de hoy. En este artículo nos vamos a centrar en las pensiones públicas, y dejaremos para futuras publicaciones el resto de temas.

El futuro de las pensiones es uno de los temas de mayor actualidad y así estamos asistiendo a un debate en la calle que comienza a cuestionarse la viabilidad del sistema en su diseño actual. Nuestra Consejera Delegada, Teresa Casla, destacaba la importancia del ahorro para la jubilación: “El debate de las pensiones está en la calle, y nuestra pensión pública en algún momento, bien cuando entre el factor de equivalencia en 2019, o bien cuando en 2024 entre en valor el segundo factor de equivalencia, va a irse viendo reducida”.

España como otros países de su entorno,  está ajustando su sistema de pensiones a las nuevas realidades dentro de las cuales se encuentra una población con una fuerte tendencia al envejecimiento. El factor de sostenibilidad es uno de los ejes fundamentales de la reforma de las pensiones llevado a cabo en España. Comenzará a aplicarse a partir del año 2019 y tendrá en cuenta, al calcular la primera pensión de jubilación de los nuevos jubilados, su esperanza de vida en dicho momento. Este factor se irá revisando cada 5 años en función de la evolución de la esperanza de vida y con toda probabilidad dará como resultado una cuantía mensual  más reducida. La idea que subyace en esta medida es que, si cada vez vivimos más años, cobraremos menos al mes pero durante más años.

La actualidad de las pensiones muestra un futuro incierto. Por ahora, determinados colectivos reclaman subidas de las pensiones ligadas al IPC, en lugar de la vigente ley con la que sólo puede garantizarse una subida del 0,25%. Hay que ser cauto, ya que tratar de indexar las pensiones a la subida del nivel de vida podría convertirse en una losa en caso de que la inflación se disparara, algo que aunque parece improbable no es imposible.

Por ello, es importante complementar esa pensión privada, con un ahorro voluntario y con ese objetivo: la jubilación. Todo ello, siendo conscientes que en esta fase del ciclo en el que estamos, el retorno de cualquier tipo de activo va a ser más bajo de lo que hasta ahora. Teresa, destacaba además nuestros productos, que han dado una gran consistencia en los últimos años: “Son productos en los que se puede confiar para ahorrar”.