19/11/2018

¿Ahorras o inviertes?

Solemos plantearnos cuestiones como ¿invertir en fondos de inversión o ahorrar en planes de pensiones? ¿Pensión pública o pensión privada? Y la respuesta es que todo es compatible, lo realmente importante es escoger aquellos productos que se adaptan a nuestras necesidades. Como ya hemos dicho en otras ocasiones, disponer de un plan de pensiones y un fondo de inversión, no solo es compatible, sino que es algo recomendable y complementario que puede ayudarte para diversificar tus inversiones y tu ahorro.

La planificación del ahorro tiene que formar parte de nuestra cultura financiera. De cara a la jubilación, se presenta vital el poder disponer de un ahorro privado que complemente la pensión pública. Cuando el objetivo es ahorrar de cara a la jubilación, la finalidad es mantener tu nivel de vida durante los más de 20 años que puede alargarse esa etapa.

Aquí puedes consultar más artículos sobre el ahorro para la jubilación

 

Octavio Granados, en la presentación del libro “Las pensiones en España” publicado por el Consejo General de Economistas, declaró: “El Gobierno admite que el actual sistema de Seguridad Social sólo es viable para los próximos 10 años”. No ha precisado cuáles deberían ser todas las actuaciones pero sí ha precisado algunas líneas de actuación como ampliar la edad de jubilación. La Comisión de Pacto de Toledo recomendó recientemente ligar la evolución de las pensiones al IPC, lo que ha generado cierta controversia y se está valorando tener en cuenta adicionalmente otras variables tales como años cotizados, crecimiento de la economía, etc.

Dentro de pocos años, España será el país más longevo superando a Japón, la esperanza de vida de cara a 2050 superará los 90 años. Si la población envejece, es más complicado financiar esas pensiones con las contribuciones de los trabajadores. Lo que tiene que quedar claro es que la tasa de sustitución, es decir el % que percibes de pensión respecto a tu último sueldo, actualmente está cercana al 80%, y todo proviene de dinero público. Sin embargo, se espera que para 2050 esa tasa sea del 50%. ¿El culpable? Un reto demográfico que afecta a nuestro bolsillo. Con una natalidad muy baja y una esperanza de vida cada vez mayor, cuando nos jubilemos tendremos menos pensión pública que la que nos correspondería ahora. Por ello es importante ahorrar con el fin de mantener nuestro poder adquisitivo cuando nos jubilemos, completando la pensión pública con una pensión privada.

Si no empezamos a ahorrar pronto para la jubilación, va a terminar siendo tarde. Si pensamos en un ahorro a largo plazo (como es el de la jubilación), que pueda tener una rentabilidad 3 puntos por encima del IPC, las personas que empiezan a ahorrar con 20 años van a recibir ese dinero multiplicado por cuatro (ajustado por inflación), a los 35 años será multiplicado por 2,5 y a los 50 años por 1,7, de ahí la importancia de empezar pronto a ahorrar. Sin embargo, nos encontramos frente a un problema de concienciación. Sólo el 20% de los españoles cuenta con un plan de pensiones individual. El patrimonio en planes de pensiones pesa un 10% del PIB en España cuando lo recomendado es un 25%.

Un objetivo mínimo o suficiente es pensar en tener cinco anualidades de sueldo completo para complementar la pensión pública.

 

¿Qué tener en cuenta para contratar un plan de pensiones?

Primero tener claro el perfil de riesgo. Si eres joven puedes tomar más riesgo, porque en el largo plazo está comprobado que la renta variable suele batir a la renta fija.

Conoce tu perfil de riesgo en un minuto y recíbelo en tu mail.

 

Otro punto a tener en cuenta es la consistencia de los retornos, contemplándola siempre desde el riesgo de que se asuma en ese producto. Mirar rentabilidades del producto en el largo plazo, no solo en el último año o últimos meses.

Y por supuesto, no obviar las comisiones. Un ahorro de un 1% en 20 años puede suponer mucho dinero que dejamos de ganar.

 

Escucha o descarga el programa completo en Capital Radio